Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
pastel-de-chocolate

El chocolate es por excelencia, uno de los ingredientes preferidos por los amantes de la repostería. Para los reposteros, preparar pasteles de chocolate siempre les provoca un gran placer ya que son los postres más deliciosos y los que más gustan a los invitados.

Una de las causas por las cuales el chocolate es tan apreciado, es que con él se pueden preparar infinidades de postres y el resultado siempre será fantástico, sin olvidar que contiene propiedades antioxidantes y muchos nutrientes.

Aunque el chocolate es genial, siempre hay que tener en cuenta la calidad del que se usa para repostería porque de la calidad del producto depende el éxito del postre que se realice. Hay que leer las propiedades del empaquetado y la cantidades de cacao que contiene el chocolate que estén utilizando, de este modo estarán seguros de que su postre está realizado con los mejores ingredientes, por lo que será un postre de gran calidad y por supuesto extraordinario y delicioso.

¿Qué chocolate utilizar para nuestros pasteles?

Para los más expertos es fácil conseguir el chocolate adecuado para realizar sus pasteles de chocolate, pero para quienes cuentan con menos experiencia no siempre es así, casi siempre tienen dudas acerca de cuál chocolate elegir para hacer sus preparaciones. Normalmente en los supermercados o tiendas de repostería encontrarán un sinfín de presentaciones de chocolate, pero deben saber que no todos sirven para la repostería, pues no todos cuentan con una calidad óptima que asegure un buen resultado.

Entonces, ¿cuáles son los chocolates que debemos adquirir para preparar nuestros pasteles de chocolate o cualquier otro postre y cuáles son los que vienen listos para el consumo?

La gran diferencia está en los porcentajes de cacao y los azúcares o saborizantes agregados que tengan los chocolates. Un chocolate apto para repostería debería contener un 60% hasta 90% de cacao. Además, no deben contener ingredientes añadidos como frutos secos, azúcares, esencias o leche.

Por su parte, existen chocolates semi amargos y se recomienda elegir los que tengan un porcentaje de 50% a 60% de cacao. Para los chocolates con leche, un porcentaje de 45% es excelente y por último, para los chocolates blancos, es recomendable no utilizar uno con menos de 30% de cacao.

Un punto clave para elegir bien el chocolate para pasteles de repostería es leer cuidadosamente el empaque, este debe decir que es para repostería o chocolate de cobertura, con estas especificaciones asegurarán que el chocolate puede ser sometido a altas temperaturas y puede ser utilizado en cualquier tipo de postres.

En el caso de buscar cacao en polvo, no se debe cometer el error de comprar el chocolate que se utiliza para hacer bebidas achocolatadas, pues este tipo de producto tiene una cantidad grande de azúcar y si lo que necesitas es chocolate para repostería es ideal que no contenga ni un gramo de azúcar añadido. El cacao en polvo tiene un color marrón oscuro y es amargo, por lo cual, podrán modificar el dulzor de sus pasteles de chocolate o el postre de su preferencia a su gusto.

pasteles-chocolate

A parte de pastelería de chocolate, tenemos mucho más que mostrarte en nuestra tienda:

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a difundirlo:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Cerrar menú