Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
chocolatería-san-ginés

Chocolate con churros en Madird desde 1894

Se trata de un bar que recuerda los cafés de finales del siglo XIX. Tiene 2 plantas en las que hay tradicionales mesas de mármol blanco y mostrador envuelto de azulejería, en las que se puede tomar de forma tradicional un chocolate con churros, cualquier otro refresco o bien café acompañado por bollería. Su apertura hasta altas horas de la madrugada torna posible que se reúnan personas a desayunar de diferentes tipos.

De forma tradicional abre todos y cada uno de los días de año. Por su proximidad con la Puerta del Sol, es el sitio, si se tiene paciencia, donde se acostumbra a tomar el primer chocolate del Año.

El local se edificó en mil ochocientos noventa a fin de que fuera un mesón y una hospedería, mas en mil ochocientos noventa y cuatro se transforma en establecimiento para la preparación de churros con la técnica tradicional llamada “a hombro”.

A lo largo del periodo de la Segunda República, debido a su localización entre pasadizos, se rebautizó popularmente con “La Escondida”. Es referida en obras literarias modernistas como “La buñolería modernista”, el histórico arco que la une con la iglesia en la que está ubicada aparece en los capítulos nacionales de Benito Pérez Galdós y está premiada con los honores del Círculo de Lectores y del excelentísimo Municipio de la villa de Madrid como Centro Histórico Turístico.

En dos mil diez se inauguró una Chocolatería San Ginés en Tokyo, en el renombrado y frecuentado distrito de Shibuya, amoldando sus productos a los gustos del imperio del sol incipiente. La expansión Asiática no se quedó ahí salió a probar el mercado de China en la ciudad de Shangahi con gustos muy, muy diferentes y en dos mil trece se expandió a Colombia, abriendo 2 sucursales en la ciudad de Bogotá. En dos mil diecinueve han comenzado nuestra expansión en México.

História de la chocolatería San Ginés

La Chocolatería San Ginés es una chocolatería de las más conocidas de la villa de Madrid situada en el pasadizo de San Ginés (en pleno centro de la ciudad: muy cerca de la Puerta del Sol). Se trata de uno de los sitios más populares para tomar chocolate con churros, ya desde el momento en que se creó en el año mil ochocientos noventa y cuatro.

En las primeras décadas del siglo veinte recibió el apodo el El Maxim´s golfo pues al cerrar todos y cada uno de los cafés de la Puerta del Sol era el único establecimiento abierto donde se podía tomar algo caliente y recién hecho. En esta chocolatería, Ramón María del Val-Inclán situó la Buñolería Modernista, que aparece citada en Luces de Bohemia (mil novecientos veinte) y Benito Pérez Galdós, mencionó al Arco de San Ginés en la segunda serie de los Capítulos nacionales (mil ochocientos setenta y cinco-dieciocho mil setecientos setenta y nueve).

Ubicada a medio camino entre la Puerta del Sol y el Teatro Real, en pleno centro de la villa de Madrid, La Chocolatería de San Ginés es una de las más viejas de la capital. Fundada en mil ochocientos noventa y cuatro fue famosa a lo largo de la Segunda República como “la escondida” por su particular localización en el pasadizo de San Ginés, un callejón apartado de todo el bullicio. Pese a estar fuera de la vista de los peatones, la chocolatería adquirió una fama sin precedentes. A pesar de que el día de hoy figura en todas y cada una de las guías turísticas de la urbe, en su instante fue un establecimiento que frecuentaba la bohemia y los eruditos de la literatura y las artes.

Su agradable interior de madera, a la sutil luz de sus lámparas, recuerda que allá se han dado cita historias de clientes del servicio provenientes de todas y cada una unas partes del planeta. El verde de sus paredes contrasta con el mármol blanco de las barras y mesas en este local que abrió sus puertas en mil ochocientos noventa a fin de que fuera un mesón y una hospedería hasta el momento en que, 4 años después, se dedicó a chocolatería. El establecimiento recuerda a los cafés de finales del siglo XIX con sus 2 plantas; el salón primordial y el piso bajo, al que llaman «el salón de tertulias». El día de hoy, el local está repleto de fotografías de clientes del servicio, visitantes conocidos y personajes ilustres que han pasado por el local, como prueba de que, en el momento de tomarse un chocolate con churros, no hay diferencias entre políticos, artistas, músicos o bien personas anónimas. Pocos pueden resistirse a una de las tradiciones madrileñas mejor preservadas.

El producto más popular de San Ginés es el chocolate, que se realiza con receta propia y que se puede adquirir en bultos para llevar, algo que en dos mil catorce hicieron diez clientes del servicio. Se trata de un chocolate muy especo y sabroso, ideal para saborear con los otros 2 productos de fama del local: los churros y las porras.

Su apertura las veinticuatro horas del día y los trescientos sesenta y cinco días del año torna posible que en el local se reúnan muy, muy diferentes personas, en especial a desayunar o bien merendar, los instantes más reclamados por el público leal para tomar un chocolate con churros. Eso no impide que el local esté animado a cualquier hora. Muestra de ello son los cerca de cuatro mil churros diarios que generan en una jornada normal.

Pasado, presente y futuro de la chocolatrería San Ginés

PASADO
La Buñolería-churrería de San Ginés abrió en mil ochocientos noventa y cuatro en el pasaje del mismo nombre. Su fama comenzó cuando la gente al salir del teatro habituaba a tomar un chocolate con churros. La Chocolatería es citada en la obra «Luces de Bohemia» de Val Inclán.

PRESENTE
El día de hoy la chocolatería de San Ginés abre veinticuatro horas al día todos y cada uno de los días del año y el éxito de su chocolate con churros es el resultado de siglos de tradición. Día a día pasan por su puerta cientos y cientos de personas para saborear el mejor chocolate con churros de la capital.

FUTURO
La Chocolatería de San Ginés, ya se ha internacionalizado y ha llegado a Tokyo, Shanghai y Bogotá mas en vista de su buena acogida, su objetivo es el de seguir expandiéndose por otros lugares del planeta hasta transformarse en una cadena a nivel global.

chocolate-con-churros-sant-gines
RebajasBestseller No. 2
Paladin Blanco - Experiencia a la Taza - 250 g
  • 7 raciones, envase zip autocierre de 250 gramos
  • Su irresistible sabor hará las delicias de los apasionados del sabor a chocolate blanco, con una inconfundible textura cremosa y sabor suave rompe con todas las reglas de lo tradicional y deleita tanto a niños como a mayores
  • Fácil y rápido de preparar, añade tu Paladín a una taza de leche, remuévelo, ponlo en el microondas 1 minuto ¡y listo
  • La experiencia a la taza está hecha especialmente para satisfacer a los exigentes paladares de la familia, tanto adultos como niños
  • Alérgenos: puede contener trigo, mantener en lugar fresco y seco
Bestseller No. 4
latostadora - Camiseta Chocolate con Churros para Hombre Naranja S
  • Diseñado por un artista independiente: adriana.carcelen
  • Sol's 190 gr/m2: 100% algodón semipeinado, 24/S hilo Ring Spun de calidad superior. Algodón preencogido. Tapacosturas reforzado en el cuello. Diseño tubular.
  • Impreso en España bajo demanda, en el momento que recibamos su pedido

Échale un ojo a otros posts que quizá te interesen

¿Te ha gustado este artículo sobre la chocolatería San Ginés? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp